Skip to content
Trucos caseros

Mascarilla casera para una piel radiante

¿Le gustaría tener la piel suave y radiante sin tener que gastar una fortuna en productos de belleza? Aquí  tiene una simple receta para hacerse una mascarilla casera utilizando ingredientes que probablemente ya tenga en su cocina.

Los ingredientes son el aceite de oliva de buena calidad, la miel y el bicarbonato de sodio, que son realmente buenos para el cutis.

Tanto el aceite de oliva como la miel tienen propiedades hidratantes que mantienen la piel suave y tersa. El aceite de oliva penetra profundamente en la piel, lo que ayuda a repararla promoviendo la elasticidad y la reducción de las manchas.

Mascarilla casera para una piel radiante

Cómo preparar la Mascarilla casera para una piel hermosa

Es fundamental que los productos que coloque en su piel sean de calidad.

La miel combate las bacterias, cierra los poros de la piel y protege a la piel del daño solar y las arrugas prematuras. También hidrata la piel.

El bicarbonato de sodio actúa como agente exfoliante suave, reduce el enrojecimiento y aumenta la circulación. También ayuda a tratar el acné y las espinillas, eliminando el exceso de grasa y las células muertas de la piel.

Otra ventaja de esta mascarilla de belleza es que es adecuada para todo tipo de pieles.

Cómo hacer la mascarilla casera para la piel

Cosas que necesitará

Mascarilla casera miel aceite de oliva bicarbonato

  • -Aceite de oliva virgen extra
  • -Miel.
  • -Bicarbonato de sodio. Una cucharadita
  • -Un tazón

Modo de preparación

  • Paso 1
    Ponga una cucharadita de aceite de oliva en un tazón.
  • Paso 2
    A continuación añada media cucharadita de miel.
  • Paso 3
    Añada una cucharadita de bicarbonato de sodio.
  • Paso 4
    Mezclar bien los ingredientes hasta formar una pasta fina. Si desea una pasta espesa, agregue más bicarbonato de sodio.
  • Ya tiene lista su mascarilla, así de sencillo.

Video mascarilla para una piel hermosa y radiante

Cómo usarla

  1. En primer lugar, lávese la cara y séquesela dejándola ligeramente húmeda (el agua ayudará a minimizar la sensación de grasa cuando se aplique la mascarilla).
  2. A continuación extiéndase la mascarilla casera en la cara y en el cuello haciendo movimientos circulares como si fuera un exfoliante.
  3. Deje actuar a la mascarilla durante unos 10 minutos y luego enjuáguese la cara con agua tibia.
  4. Si su piel está aceitosa después del tratamiento, aplíquese un tónico y una crema hidratante.

Utilice esta mascarilla una vez a la semana para mantener un cutis suave, brillante y bonito.

Para la belleza de cuerpo y piel, recomendamos leer

Esperamos sus comentarios y experiencias, favor comparte en las redes sociales esta receta de la mascarilla casera para una piel radiante. Gracias.