Skip to content
Trucos caseros

Diez trucos e ideas sobre congelación

Diez trucos e ideas sobre congelación. Congelar, veremos trucos porque no basta tomar el alimento e introducirlo al freezer, cada producto tiene su manera, etiquetarlo con fecha y nombre es una buena costumbre.

Sobre la congelación de alimentos hay trucos e ideas, no es solo agarrar el ingrediente y congelarlo, vamos a ocuparnos del tema.

La carne se guarda tal como la vas a cocinar, los platos elaborados se pueden congelar tomando algunas notas en cuenta.
serpentinas a congelar

Trucos sobre congelación

  1. Hay que congelar el alimento una sola vez crudo y una sola vez cocinado: Por ejemplo, si ya descongelaste la carne, hay que cocinarla para volver a guardarla.
  2. Guarda todos los paquetes etiquetados, con el nombre del producto y con la fecha de congelación. La carne ha de congelarse lo antes posible después de comprarla.
  3. Congela la carne tal como la vas a cocinar.
    Si es que vas a cocinar sin los huesos, retíralos y también la grasa de las piezas de carne antes de congelarlas.
    Envuelve por separado porciones individuales.
    El pescado ha de estar muy fresco y ha de congelarse ya limpio de escamas y vísceras.
  4. Conviene cerrar herméticamente los paquetes a la hora de congelar.
  5. Cuando congeles platos ya cocinados, ten en cuenta que los platos que llevan carne o pescado duran aproximadamente 2 meses. Los guisos a base de verduras pueden durar hasta 6 meses.

Más ideas para conservar los alimentos

Cuando necesites descongelar algún alimento que no se pueda cocinar directamente, hazlo poco a poco en el frigorífico. Recuerda que una vez descongelado debes consumirlo inmediatamente.

Las salsas, caldos y otros líquidos se guardan en potes de plástico, hay que tener cuidado de que no se llenen por completo, hay que dejar un espacio porque al congelarse “crecen” y si llenamos todo el pote, la tapa se va hacia arriba y el alimento pierde protección. Y no todas las salsas se pueden llevar al freezer, por ejemplo, la salsa verde o salsa madre hay que consumirla fresca.

Cómo congelar el pan, los huevos y la nata

El pan se puede congelar cuando está fresco, recién hecho, hay que cerrar bien el envase o bolsa donde se congela.

Los huevos son mejores si se consumen frescos y sin refrigerar. Si quiere congelar los huevos, hay que separar las claras de las yemas, y guardarlas en bolsas por raciones a consumir.

También la nata o crema de leche se puede congelar en pequeñas porciones por separado.

Gracias por leer sobre congelación, estaremos pendientes de sus comentarios. Favor comparte en las redes sociales.